lunes, agosto 08, 2016

Hasta Siempre Guillermo

“Era un día de verano, en la plaza Damm de Amsterdam, la multitud frente a un enorme escenario aplaudía a un músico de un país lejano; Honduras. Yo, que también estaba frente al escenario, no dejaba de gritar emocionado el nombre de mi amigo, el cantautor mas grande de mi pequeño país; Guillermo Anderson. Ese día me sentí tan orgulloso de ser Hondureño y de mostrar al mundo que también podíamos aportar humanidad a través de la música, en especial la de Guillermo Anderson, el músico hondureño mas universal que mi tierra ha producido, el hombre al cual con mucha satisfacción podía llamar amigo”.

Guillermo Anderson, se sentía dichoso de haber nacido en esta parte del mundo. Como muy pocos hondureños, no dejaba de hablar de las bondades de su tierra, la cual consideraba que era una bendición de Dios. En todos los escenarios del mundo, siempre su proclama era de la de mantener una constante lucha por rescatar y preservar el hermoso paraíso que Dios nos ha regalado, también nunca cesó sus denuncias por la destrucción de la naturaleza, en especial de los bosques de nuestro país.

Pero a Guillermo, no sólo se preocupaba la naturaleza, también era un hombre con una alta sensibilidad social. Nunca dejó de buscar los medios para llegar hasta donde los más vulnerables, en especial los jóvenes, a los cuales dedicó horas de silencioso voluntariado, lejos de las cámaras y de la actividad mediática. Enmarcado dentro de la cultura de paz y prevención de violencia, Guillermo implementó varios proyectos, entre ellos, el “Círculo juvenil de tambores por la paz” y el “Coro Juvenil de La Ceiba”. Bajo la modalidad de talleres musicales, en éstos también se impartían talleres de liderazgo, igualdad y equidad de género, convivencia y coexistencia pacífica, emprendedurismo y muchos otros temas más, que sin duda trasformaron la vida de los jóvenes que tuvieron la dicha de ser partícipes de dichos proyectos.

Uno de sus grandes legados es el trabajo realizado y llamado por el mismo como; “Para los chiquitos”, el cual es una notable obra en dónde Guillermo, un especialista en contar cuentos, compartía con los niños sus anhelos de un mundo mejor através de bellas fábulas en donde los animales del bosque eran los protagonistas. Esta obra fue llevada al teatro, una especialidad en la cual Guillermo había incursionado mientras estudiaba literatura, en los Estados Unidos de Norteamérica. “Para los chiquitos”, fue una constante práctica en la vida artística de Guillermo, la cual fue llevada a los más recónditos lugares de Honduras, muchas veces en comunidades situadas en lo profundo de la selva.

Las costumbres y riquezas de nuestro país, sus problemas sociales, sus alegrías y tristezas también fueron inmortalizadas en temas como: “ El encarguito”, “Hola mamá”, “Chago”, “Pepe Goles”, “Hayde”, “Sólo calales” y muchas otras, pero quizá la más emblemática de sus canciones es la conocida “En mi país”, la que es considerada un himno contemporáneo y alternativo de Honduras en la actualidad.

“Los primeros pobladores de La Ceiba, fueron un grupo de indígenas pech, que consideraban al árbol de la Ceiba como la escalera de Dios por donde El baja y sube a la tierra”, (Antonio Canelas, historiador ceibeño). Guillermo Anderson, hoy sábado 6 de agosto de 2016, ha subido por esa escalera y esta ahora en la presencia del Señor.

“hasta siempre Guillermo, hasta siempre amigo”

lunes, julio 11, 2016


domingo, abril 10, 2016


domingo, abril 12, 2015

HONDURAS 2015










jueves, octubre 16, 2014

Honduras 2014
















jueves, abril 11, 2013

Cartas a Rosario

Version Libro digital del libro de poemas de Rubén Izaguirrre, arte de Marvin Corrales.












Para ver haga click aqui:
Cartas a Rosario

martes, septiembre 14, 2010

LA TORMENTA

jueves, septiembre 02, 2010

La niña y el mar


De la serie "Dia de Playa", Acrílico, 2x1.50 mts. La Ceiba, marticorrales, 2010

martes, abril 13, 2010

Ceibuga